mi hija tiene escoliosis

 

La escoliosis es una desviación lateral de la columna, presente en el 17% de los niños.

Hay varios tipos de escoliosis algunos ligados a anomalías de las vértebras u otras enfermedades de todo el organismo.

La mayoría no tiene una causa conocida, son idiopáticas y no producen dolor, pueden pasar desapercibidas y la descubre el pediatra en una revisión.

Se ven más frecuentemente en épocas de crecimiento, se relacionan con defectos en las posiciones habituales, por ejemplo sentarse mal o cargar peso excesivo siempre en el mismo lado, no suelen plantear problemas graves, pero es importante detectarlas para evitar su progresión.

Se diagnostica por observación de la espalda del niño, que permanece de pie y descalzo.

Además de una curva de la columna a la derecha o a la izquierda, más evidente cuando se dobla hacia adelante, se pueden observar otros signos como una mayor prominencia de un lado de las costillas por delante, o de un lado de la espalda, paletillas u hombros a distinta altura y a veces también las caderas. También es importante observar el hueco que hay entre los brazos y el tronco estando el niño de pie y mirándolo desde atrás. (*)

IMG_20160218_110416_2

(*) imagen tomada del libro: J Lesur. Gimnasia Médica en Pediatría p56. 1969 Ed Toray-Masson 

También utilizamos una batería de aparatos sencillos para confirmar el diagnóstico: la plomada, el escoliotest y el nivel pélvico.

Lo importante de la escoliosis es detectarla cuando se presente, a ser posible antes de la pubertad para tratarla y evitar que vaya a más. Para ello remitiremos a nuestro pequeño paciente al Especialista Médico (Traumatólogo, Rehabilitador),  que la valorará clínicamente y mandará hacer una radiografía de toda la columna, para ver la localización y la intensidad de la curva de la escoliosis.

Muchas de ellas se solucionan con un alza o plantilla en el zapato, cuando la pelvis está basculada; corrigiendo posiciones habituales y practicando algún deporte. En pocos casos más intensos, puede requerirse algún tipo de corsé o aparato ortopédico. Solo las mas severas precisarán corrección quirúrgica.

Manuel Ruiz-Echarri, elaboración propia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies