Mejor introducir el gluten tarde en los niños con familiares celiacos.

10367786_10152366061470794_8435028068798316699_n-150x150

La enfermedad celiaca (ec) es una afección que ha tenido varias entradas en este blog (1) y seguro que las seguirá teniendo por su actualidad.

El tema de hoy es novedoso y tiene que ver con el momento de la introducción del gluten en la alimentación complementaria del lactante y el  riesgo de padecerla.

En los años 80, se recomendaba la introducción del gluten a la edad de 8 a 9 meses,  con objeto de que una eventual intolerancia tuviera una menor repercusión sobre el estado nutritivo.

Hoy en día, en España, es práctica habitual introducir las harinas con gluten en la dieta de nuestros lactantes, a partir del 6º mes, y de manera paulatina, para ir “acostumbrando” al intestino a esta proteína de los cereales (trigo, cebada, centeno y probablemente avena).

Sin embargo, según el artículo que reseñamos a continuación, esta práctica podría cambiar, no en toda la población,  pero sí en los niños con un familiar directo afecto de celiaquía, no porque la introducción precoz aumente la frecuencia de la enfermedad celiaca, ni porque la tardía la disminuya, sino precisamente por aquella menor repercusión sobre su estado nutritivo.

Norra MacReady. Medsacpe, October 02, 2014 (2)

“El momento de la exposición al gluten y la duración de la alimentación al pecho no parecen influir en el  desarrollo de la enfermedad celiaca en los niños con alto riesgo de padecerla, según publican dos nuevos estudios publicados en The New England Journal of Medicine. (3).

¿Protege la exposición precoz al gluten contra la enfermedad celiaca?

En el primero de ellos (3), probaron si pequeñas cantidades de gluten, dadas durante las 4 a 6 primeros meses de vida, aumentarían la frecuencia de ec, a los tres años, en niños de alto riesgo.

Formaron dos grupos de niños. A unos les daban 200 mg de gluten de trigo mas lactosa y a otros placebo ( lactosa), desde las 16 semanas de edad (4º mes) y durante 8 semanas ( 2 meses).

Al final del seguimiento los niños tenían de 3 a 6 años de edad. De 475 del grupo gluten, 52 tenían síntomas. De 469 del grupo placebo, 53 tenían síntomas.

A los 3 años de edad, la incidencia de ec entre los niños del grupo gluten fue del 5,9% comparada con 4,5% en el grupo placebo. Además la duración de la lactancia natural no tuvo influencia.

Por lo que concluyen que ni  la introducción precoz del gluten ni la duración de la lactancia materna parecen modificar la incidencia de la ec.

¿Protege la introducción tardía del gluten contra la enfermedad celiaca?

Para responder a esta cuestión se planificó otro estudio (3) en el que se compararon la introducción precoz y la  retardada del gluten en niños de alto riesgo para ec.

Se constituyó un grupo de 297 niños con introducción precoz ( a los 6 meses de edad) del gluten en su dieta y otro grupo de 256 con introducción retardada del gluten ( a los 12 meses de edad). Al finalizar el seguimiento la edad media del grupo era de 7,9 años.

117 niños presentaban síntomas a 88 de los cuales se les diagnosticó ec  (por biopsia).

La ec se diagnosticó a los 2 años de edad en el 12% de los del grupo introducción precoz y en el 5% del grupo introducción retardada, pero a los 5 años de edad la frecuencia era del 16% en ambos grupos.

De manera semejante, la autoinmunidad para la ec (anticuerpos antigluten) a los 2 años de edad, fue mayor en el grupo introducción precoz que en el grupo introducción retardada pero a los 5 años, tal diferencia había desaparecido (21% vs 20%).

Tampoco se observó relación entre la duración de la lactancia materna y riesgo de ec en ninguno de los dos grupos.

La conclusión es que  que la introducción precoz del gluten desempeña un papel menor en el riesgo de desarrollar ec. Pero el retrasar la introducción del gluten en niños de alto riesgo para la ec puede diferir el comienzo de la enfermedad, con un beneficio potencial en la salud del niño en un periodo crucial de su desarrollo. En cuanto a prolongar la duración de la lactancia materna no parece proteger al niño frente a la ec.

Estos resultados sugieren que otros factores ambientales podrían influir en el aumento de la frecuencia de la ec en los últimos años, como serían la cesárea electiva, infecciones perinatales e infantiles, y el uso de antibióticos y de los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol), alguno de los cuales podrían alterar el microbioma.”

De todo lo que se deduce que será importante mantener la recomendación de la introducción tardía del gluten en  los niños con un familiar celiaco de primer grado. En este caso deberíamos confirmar el riesgo por la determinación de los marcadores genéticos  HLA-DQ2 y DQ8 (4).

(1)    Otras entradas de este blog relacionadas con los términos celiaquía (02/02/14) y enfermedad celiaca ( 10/02/14, 02/03/14, 03/03/14).

(2)    Celiac Disease: New Data May Change Recommendations for Kids. Medscape. Oct 02, 2014.

(3)    N Engl J Med. 2014;371:1295-1315, 1341-1343.

(4)    Polanco Allué I, Mearin Manrique ML. Enfermedad celiaca. Polanco Allué I editora. Atlas de gastroenterología pediátrica. 2014. p151-7.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies