Las políticas de salud pública de Nueva York se relacionan con una disminución de la enfermedad cardiovascular

Las políticas de salud pública de Nueva York se relacionan con una disminución de la enfermedad cardiovascular (1)

Una década de políticas y mensajes divulgativos para prevenir la enfermedad cardiovascular (ecv) en Nueva york (NY) han hecho disminuir las tasas de ecv mas rápidamente que nunca antes en USA

Desde 2002, en que el alcalde Boomberg tomó posesión del cargo y emprendió la lucha contra el tabaquismo y la obesidad, la expectativa de vida en NY  se ha incrementado en 36 meses, frente a un incremento promedio de 21,6 meses en el resto del país, hecho probablemente ligado en parte, a la prohibición de fumar en sitios públicos.

Aunque los retos permanecen, el contencioso por la prohibición de las bebidas azucaradas de tamaño extragrande está por resolverse todavía, “ continuamos luchando y haciendo progresos. Por primera vez se han observado disminuciones en las tasas de obesidad infantil”, declaró el Dr Farley durante la ceremonia de apertura del  Canadian Cardiovascular Congress (CCC) 2013.

Los médicos juegan un papel decisivo al aconsejar a los pacientes sobre los beneficios de un estilo de  vida saludable, pero necesitan políticas públicas de apoyo, que hagan mas accesible a las personas la elección de estilos de vida saludables.

Según el Dr Farley, la introducción de políticas públicas de salud que cambien el modo de vivir de las personas, es una manera muy eficaz de mejorar la salud a nivel de la población general.

En lo que respecta a la obesidad, cerca del 60% de adultos en NY tienen sobrepeso o son obesos.

Para revertir esta situación, el Departamento de Salud Pública se propuso incrementar el consumo de frutas y vegetales y hacer conscientes a las personas de su consumo de calorías, bebidas azucaradas, grasas trans y sodio.

Se establecieron normas para las máquinas expendedoras de alimentos y bebidas, se trabajó con los minoristas para aumentar la venta de  comidas sanas y también sobre los vendedores ambulantes en barrios seleccionados.

Se acordó restringir las grasas artificiales trans en 24.000 restaurantes. Se requirió a los restaurantes de comida rápida para que publicitaran el contenido calórico de sus menús. Todo esto condujo a un pequeño pero significativo efecto: 15% de consumidores leyeron el contenido calórico y comieron 100 calorías menos.

En opinión del Dr Krhan, tras la presentación de Dr Farley,  las medidas de salud pública emprendidas en NY constituirán la clave para combatir la ecv.

(1)    Heart Truth: NYC’s Public-Health Policies Linked to Lower CVD. Medscape. Oct 18, 2013.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies