Juan Pablo II

 

Hay enfermedades con un final horrible que no llega y se plantea la necesidad de acelerarlo. Por eso a los enfermos terminales se les deja el soporte vital. Pero aun así la agonía se adivina sin fín. 

Hay personas más decididas que otras para actuar en estos casos tan complicados con dudas entre el amor, la compasión, la ética profesional y las convicciones religiosas y cada uno es muy libre de obrar según su conciencia y sus convicciones.

A veces incluso hay otros intereses inconfesables por imposible que parezca.

El cine nos ofrece ejemplos de esto que os digo. Os sugiero estas películas sobre el tema

Camino .  

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=kt_MwstMA4E[/embedyt]
Estremecedora. Niña con tumor cerebral. La Iglesia más recalcitrante frente al padre de la niña que muere por satisfacer el último deseo de su hija en vida. ¡Gran película de Guillermo Fesser!. 

El aceite de la vida.  Niño con adrenoleucodistrofia. El padre que lucha primero contra la ignorancia, luego contra la industria farmaceútica y la ortodoxia médica que no quieren probar en su hijo el paliativo que los pone en evidencia.

Mar Adentro. La historia de un tetrapléjico por un desgraciado accidente de juventud que busca y consigue que su amiga le ayude a morir. El discurre la manera de hacerlo para que no la puedan inculpar.

Million Dollar Baby.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=9Vk3atbj4_Y[/embedyt]
Emocionante. En esencia la historia y su desenlace son muy parecidas a la anterior… ¡pero la obra es de Clint Eastwood! 

Me gustan mucho la primera y la última.

Todas tienen en común la compasión hacia el ser querido por un sufrimiento extremo.

Otros optan por seguir viviendo hasta el final y dar testimonio de su dolor y me viene el recuerdo de la larga agonía pública de papa Juan Pablo II.

Entonces no le encontraba sentido, ¿ porqué ese empeño en mostrar su deterioro al mundo?  ¿porqué no se retiraba si era plenamente consciente de sus actos? . Quizá ahora entienda que, trataba de estar al lado de los que más sufrían y dignificar la enfermedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies