escampa

IMG-20140627-WA0004

Sentados al borde de la cama nos miramos y nos abrazamos a punto de llorar sin saber porqué . Debíamos haber caído en en un sueño tan profundo que no recordaba donde estaba. Me levanté y fui hacia la ventana. Abrí el portillo y un haz de luz colándose entre los negros nubarrones me deslumbró. La estreché nuevamente entre mis brazos y sentí los suyos rodeando mi cuello atrapando el cariño reencontrado. Un suave olor a pan tostado y a café  subía por el hueco de la escalera. Nos dimos prisa en bajar a desayunar. Cuando llegamos el sol iluminaba la estancia. Nos atiborramos de fruta, embutido, bollos y café con leche. Mientras, el cielo se abría definitivamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies