el avion

Rosa Díez de UPyD ha sido la auténtica oposición al Gobierno. Ha fustigado al Presidente, que la ha convertido en blanco de sus iras pero ha ido perdiendo fuerza hasta su hundimiento en las elecciones andaluzas.

Destino cruel. Irene Lozano de UPyD comentó a estos resultados que los electores solo habían dejado de votar al único partido anticorrupción.

El ciclón Podemos también dejó atrás a una Izquierda Unida anclada en la utopía disfrazada de la juventud de su nuevo líder.

En fin abominamos la corrupción pero tampoco queremos votar a quienes luchan contra ella.

Una semana después de las elecciones andaluzas, todos los partidos bajaron, salvo Ciudadanos.

Los votantes no quieren la corrupción tampoco la revolución. La alternativa es Ciudadanos. Su ideología es la gestión de los recursos para una mejor economía. La ideología la dejan para el individuo.

Ningún partido habla de la Unidad de España, o hablan con matices, salvo los independentistas. De los partidos nacionales no te puedes fiar porque dicen una cosa y hacen otra.

Así y todo el problema más acuciante de España es la crisis económica y quien ha tomado las medidas que parecen estar dando resultado, ha sido el PP.

Mientras todo esto acontecía nos estremeció el suceso del avión estrellado por el copiloto en los Alpes.
20140418_190528

¿Podemos establecer una similitud entre la caída de UPyD en las elecciones andaluzas y el accidente de aviación?

No, nada comparable a la pérdida de vidas humanas a manos de un asesino loco. Nada igual al dolor de las familias. Pero siendo la vida y la familia lo más importante también lo es como se viva la sociedad, que sino está bien gobernada puede desintegrarse.

¿Se ha equivocado Rosa Diez, o es que la gente no ha querido escuchar su mensaje de unidad y de regeneración?

El Presidente Rajoy y Pedro Sanchez continúan sin explicarse porqué la gente no les quiere votar, aunque los ultimísimos hechos quizá le estén dando la respuesta al primero.

Los virreyes vuelven a emprenderla con la independencia y con la repatriación, mientras se prepara la gran pitada al himno nacional en el Camp Nou.

Mientras, el Hispania surca el aire temeroso rumbo a las próximas elecciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies