Suplementos de Folato y de vitamina B12 durante el embarazo pueden incrementar el riesgo de autismo

   IMG_20160424_104721_1
         El autismo y los trastornos del espectro autista (TEA) son cada vez más frecuentes pero se desconoce su causa y se han estudiado algunos factores que podrían contribuir, como:

A finales de los 90, se comenzó a dar a la embarazada, suplementos de acido fólico y de vitamina B12, para prevenir malformaciones del sistema nervioso central (defectos de cierre del tubo neural o mielomeningocele).

Hoy en día, según los estudios publicados, sabemos que las mujeres que toman suplementos vitamínicos durante el embarazo, tienen menor riesgo de tener hijos con autismo.

Pero, según una publicación muy reciente de Medscape, sobre un estudio hecho en la la Universidad Johns Hopkins, Baltimore (Dra Fallin), presentado en el International Meeting for Autism Research (IMFAR) 2016: Abstract 149.004, to be presented May 13, 2016, se han relacionado niveles plasmáticos muy altos de folato y de vitamina B12 durante el embarazo, con un importantísimo incremento del riesgo de autismo en la descendencia, tanto que, a partir de determinada concentración de ambas sustancias, el riesgo se multiplica por 17.

El mensaje que habría que divulgar, sgún los autores, es que el dar suplementos vitamínicos durante el embarazo es bueno, pero, habría un grupo de embarazadas con niveles extremadamente altos, que podrían resultar perjudiciales para el feto.

Sin embargo, el estudio no fue capaz de dilucidar si los niveles excesivos de folato y de vitamina B12 en plasma, se correspondían con el consumo de ambos durante el embarazo y, generalizando, se puede decir que, los niveles de folato y vitamina B12 en sangre no están exclusivamente en función de la ingesta de vitaminas suplementarias, pues también pueden influir la dieta y la genética de la persona, que puede determinar la manera de retener o eliminar folato.

Geraldine Dawson, MD, presidente de la Sociedad Internacional para la Investigación del Autismo, en declaraciones a Medscape Medical News dijo: “… creo que el nuevo hallazgo es que nos hemos centrado en la necesidad de dar suplementos de vitamina B12 y ácido fólico, pero ahora también hemos mostrado que no se deben tomar demasiados , ya que tener niveles muy elevados no es beneficioso. Así que el siguiente paso es definir cual es el nivel correcto. De momento el mensaje sería:  tomar niveles moderados de suplementos y  no exagerar, pero ciertamente tampoco tomar dosis muy bajas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies