Suplemento de vitamina D

La importancia de la vitamina D

Las vitaminas son sustancias esenciales para la vida, que no pueden ser sintetizadas por el organismo, por lo que tienen que ser ingeridas con los alimentos.

A excepción de la vitamina D que se transforma en  la piel por acción de los rayos del sol. Algunos alimentos también la contienen en escasa cantidad. La leche materna es un nutriente pobre en vitamina D.vitaminaD

La vitamina D es fundamental para el desarrollo y la mineralización ósea.

La masa ósea se adquiere casi en su totalidad, en las dos primeras décadas, con un aumento máximo en los tres primeros años de vida y otro en la pubertad.

El déficit de vitamina D produce raquitismo, con deformidades importantes de los huesos. raquitismoEs más frecuente en niños malnutridos, en países nórdicos donde la exposición a la luz solar es mas escasa y en la raza negra, por tener mas pigmento dérmico melanina, que protege de la radiación solar.

Durante el embarazo y la lactancia aumentan los requerimientos diarios de vitamina D.

Dado que, como hemos dicho antes, la leche materna tiene escaso contenido en vitamina D, que se aconseja la lactancia materna para prevenir enfermedades, y que la alimentación con fórmula láctea no asegura la ingesta diaria adecuada de dicha vitamina, se indica por protocolo dar suplemento de vitamina D cada día a los lactantes amamantados.

Para obviar el inconveniente de dar gotas cada día durante un año, hace décadas existía la opción de dar una dosis masiva de 300000 UI  en 10 días, a razón de 3 dosis de 100000 UI cada una. Hoy en día esta práctica está en desuso pero a nivel teórico  sigue considerándose su empleo.

La práctica actual es de dar suplemento de vitamina D en gotas, diariamente, durante el primer año.

Con objeto de saber el grado de cumplimentación de esta pauta y de considerar alternativas, nos parece interesante proponeros la lectura de la siguiente publicación.

Lactancia natural y suplemento de vitamina D

Según informe de Reuters Health publicado en Medsacpe, los resultados de un nuevo estudio concluyen que, muchos niños alimentados al pecho pueden no obtener suficiente vitamina D, porque sus madres prefieren no darles suplemento de vitamina D en gotas. lactancia

Los pediatras recomiendan lactancia natural exclusiva hasta los 6 meses para reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades como infecciones respiratorias, muerta súbita, alergias, obesidad infantil y diabetes.

Ya que la leche materna no contiene suficiente cantidad de vitamina D para conseguir un buen desarrollo óseo, la Academia Americana de Pediatría (AAP) aconseja a las madres dar a sus niños suplemento de 400 UI diarias de vitamida D. vitamina-rgb-459x409Como alternativa, las madres pueden tomar 4000 a 6000 UI diarias, para aportarles suficiente cantidad mediante la alimentación al pecho y evitar administrarles gotas.

El equipo investigador encuestó a 184 mamás lactantes, incluyendo 44 que suplementaban con fórmula.

En conjunto, el 55% de las mujeres dijeron que daban a sus niños gotas de vitamina D y solamente el 42% suplementaba con la dosis recomendada de 400 UI/día.

Y ello por diferentes motivos, como:

  • Muchas madres no concebían la necesidad de suplementar con vitamina D o sus médicos no recomedaban la suplementación.
  • Otras creían que la leche materna contenía todos los nutrientes necesarios.
  • Algunas mencionaban la incomodidad de dar un suplemento de vitamina D diario, o su escasa experiencia en administrarlo a sus niños.
  • El 76% de las madres dijeron que ellas mismas tomaban vitamina D y la mayoría de ellas preferían tomar suplementos diarios suplemento de vitDa otras versiones de acción prolongada tomadas menos a menudo.
  • Las mujeres que no daban vitamina D a sus niños citaban a menudo preocupaciones de seguridad.

Estos hallazgos ponen de manifiesto la necesidad de educar a los nuevos padres sobre la vitamina D y asegurarse de que las madres lactantes toman suplementos o dan gotas a sus niños.

Los niños solo pueden recibir dosis requeridas de vitamina D si sus madres reciben cantidades adecuadas de la misma y así su leche contiene suficiente cantidad de vitamina D o si ellos son suplementados.

Algunas fórmulas lácteas pueden contener suficiente vitamina D como para hacer innnecesarias las gotas. Pero los niños con lactancia mixta podrán no obtener suficiente cantidad de vitamina D y necesitarían gotas o que sus madres tomaran suplementos.

Encontramos que las madres son más proclives a tomar ellas la medicación y los suplementos de vitamina que dárselo a sus bebés. Es mucho más fácil dar una vitamina a un adulto que a un niño.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies