Infección de orina y pruebas

La infección de orina es frecuente en los niños. Interesa saber si se debe a alguna anomalía congénita y de la repercusión sobre el riñón.

La mayoría de las Infecciones del tracto Urinario (ITU) en los niños afectan a la vía urinaria baja: vejiga y uretra.

Algunas se deben a anomalías congénitas de esa vía urinaria, p.ej el Reflujo Vésico Ureteral (RVU)

Otras afectan también al riñón. Estas suelen acompañarse de fiebre y afectación del estado general y se llaman Pielonefritis Aguda.

Con las pruebas de imagen (ecografía renal, gammagrafía renal y cistouretrografía), se trata de detectar esas anomalías congénitas, que no se han diagnosticado con la ecografía del embarazo o las consecuencias de la infección sobre el riñón.

Con la ecografía renal podemos diagnosticar anomalías congénitas del riñón ( por ejemplo ausencia de un riñón o uno más pequeño), de la unión del riñón con el uréter y de los uréteres ( por ejemplo doble uréter).

La gammagrafía renal se realiza inyectando contraste por vena. Está indicada cuando se ha padecido pielonefritis aguda, pues interesa ver que no queda afectado el riñón, una vez se ha curado la infección.

La prueba de la cistografía se realiza mediante la inyección de contraste por sonda uretral. Está indicada en caso de infecciones urinarias de repetición, para diagnosticar el reflujo vesicoureteral (RVU) u otras anomalías menos frecuentes de la uretra.

 

Dr. Manuel Ruiz-Echarri, elaboración propia.

Libro consultado: protocolos de Nefrología de la AEP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies