Plagiocefalia, deformación de la cabeza de los bebés

Todos los padres tienen una preocupación común, y es que cuando el niño nace, éste en muchas ocasiones tiene la cabeza deformada. Tras tantos años como pediatra, hoy quiero aclarar muchas de las dudas que surgen ante la plagiocefalia. ¿Te preocupa esto en tu recién nacido? Puedes pedir cita en la consulta de Ruiz-Echarri y os ayudaré a resolver todas vuestras dudas.

El cráneo del bebé: suturas craneales

El cráneo tiene dos partes: la bóveda y la base. Los huesos de la bóveda craneal del recién nacido son blandos y moldeables. Están articulados por suturas que hacen posible el crecimiento del cerebro dentro del cráneo. El cráneo experimenta un aumento máximo de su perímetro cefálico durante los primeros 24 meses de vida.

Existen varias suturas en la bóveda craneal: una en la parte media que la recorre de delante a atrás, otra por delante de lado a lado y otra por detrás también de lado a lado

Además hay una fontanela anterior y otra posterior.

Estas suturas hacen posible

  • el paso de la cabeza del feto por el canal del parto, gracias a la superposición o “acabalgamiento de las suturas”
  • que el cerebro crezca dentro del cráneo y que éste se expanda simétricamente

Los huesos de la base del cráneo también se articulan por suturas. Entre ellos, o en ellos, hay orificios o agujeros que dan salida a los nervios craneales (óptico, auditivo, etc.). Por el agujero occipital sale el bulbo raquídeo.

El cráneo del bebé y el parto

Después del nacimiento la cabeza del recién nacido presenta deformaciones llamativas que se irán corrigiendo en el transcurso de los primeros días.

Estas deformaciones reciben distinto nombre según de la que se trate:

  • Caput sucedaneum. Es una hinchazón de los tejidos blandos de la cabeza provocada por la presión sobre la presentación desde que se encaja hasta que sale. Origina una deformidad que se conoce como “cabeza apepinada”, “cabeza ovalada” o “cabeza picuda” y se resuelve por sí sola en los primero días sin dejar ningún tipo de secuela.
  • Cefalohematoma. Es un abultamiento en el cuero del cabelludo, de forma redondeada y uniforme, de consistencia blanda, a tensión, de tamaño variable, desde el de una nuez hasta el de un huevo. Es debido al desgarro de la capa más superficial del hueso o periostio, con sangrado debajo del mismo. Puede localizarse en uno o en los dos lados y se diferencia del caput en que nunca sobrepasa la línea media.
  • Tortícolis congénito. Es una desviación producida por desgarro de fibras del musculo lateral del cuello, que provoca giro o inclinación lateral de la cabeza.

plagiocefalia

Deformaciones de la cabeza del bebé: la Plagiocefalia Postural

¿Qué es la plagiocefalia?

Plagiocefalia es una palabra que viene del griego (plagio: oblicuo y kephale: cabeza) (1) y significa cabeza plana o aplanada.

Plagiocefalia postural o posicional es la que se produce por el apoyo continuado de la cabeza sobre su parte posterior.

Puede afectar a todo el occipucio o localizarse solo en un lado

¿Por qué se produce la plagiocefalia postural?

Al tumbar al bebé para dormir siempre “boca arriba” se produce una carga continuada de la cabeza sobre el occipucio

Estudios epidemiológicos demostraron el vínculo entre la posición “boca abajo” para dormir y el síndrome de la muerte súbita del lactante

En el año 1992 la AAP recomendó la posición “boca arriba” del bebé para dormir para prevenir la muerte súbita del lactante (1).

Este consejo fue asumido por los pediatras lo que llevó a una disminución del 40% de los casos de muerte súbita del lactante y a un incremento muy notable de los casos de plagiocefalia  posicional.

¿Cómo reconocemos la plagiocefalia postural?

No suele ser motivo de consulta en las primeras visitas y la solemos reconocer en los exámenes de control de los primeros meses.

Observaremos al bebé, manteniéndolo sentado, de arriba a abajo o desde atrás.

En esta posición veremos la cabeza aplanada simétricamente o más de un lado que de otro y en este caso puede repercutir en la cara.

Con el bebé tumbado “boca arriba” miraremos si la cabeza está girada o ladeada respecto a la línea media.

Palparemos las suturas y las fontanelas para asegurarnos de que están abiertas. Mediremos el perímetro cefálico y finalmente palparemos los músculos del cuello tratando de localizar una contractura que justifique la lateralización de la cabeza.

Tratamiento de la deformación de cabeza en bebés

Existen en el mercado almohadillas y colchones antiplagiocefalia.

Además aconsejaremos posiciones y ejercicios que requieren la colaboración de los padres.

  • Podemos cambiar su posición 180º en la cuna o cambiar la cuna al otro lado de la cama de los padres.
  • Estando el bebé despierto y tumbado “boca arriba”, se le puede colocar tumbado del lado contrario al de la deformidad, o alternativamente de un lado y de otro si el aplanamiento es central, ayudados de un muletón o almohadilla redonda y alargada para conservar la posición. A partir del tercer mes también aconsejaremos ponerlo boca abajo cuando esté despierto y vigilado por sus padres o sus cuidadores.
  • En caso de tortícolis congénito, cabeza rotada o ladeada respecto a la línea media, enseñaremos a los papás ejercicios adecuados para que realicen en su casa dos sesiones diarias, o consultaremos con el Fisioterapeuta.

Si la deformidad es más intensa consultaremos con el Especialista por si precisara casco corrector.

plagiocefalia

Pronóstico de la plagiocefalia posicional

El pronóstico es bueno pues no tiene repercusión neurológica y la mayoría se solucionan espontáneamente, pero es recomendable consultar con el especialista en casos más acentuados con vistas a una mejor corrección.

Craneosinostosis

La craneosinostosis o cierre precoz de las suturas y fontanelas es una alteración estructural, mucho más severa que la plagiocefalia.

Se caracteriza por presentar deformaciones estéticas más aparentes y posible afectación del contenido craneal, que requiere diagnóstico precoz, vigilancia neurológica e intervención quirúrgica.

Dependiendo de la sutura afectada, el cráneo crecerá predominantemente hacia los lados (escafocefalia), o de delante a atrás (dolicocefalia). Si están cerradas las dos suturas más importantes el cráneo crece hacia arriba (turricefalia).

Estas craneosinostosis pueden estar presentes desde el nacimiento e irse haciendo cada vez más patentes y repercutir sobre la función neurológica ( hipertensión intracraneal, nervios craneales). Precisan un diagnóstico precoz, seguimiento oftalmológico y neurológico y evaluación por Neurocirugía para su intervención.

La situación más grave de  craneosinostosis la presentan el síndrome de Apert y el síndrome de Crouzon.  

Dr. Manuel Ruiz-Echarri

Bibliografía

  • https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/libro_blanco_muerte_subita_3ed_1382444179.pdf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies