Dolores en los testículos en niños

Si anteriormente ya hablamos de algunos problemas presentes en los testículos de los niños desde el nacimiento, hoy queremos completar la información hablando de algunos dolores que surgen en los testículos de los niños.

Se trata de uno de los problemas más frecuentes en mi consulta sobre el crecimiento y desarrollos de los hijos, así que vamos a intentar resolver las dudas más frecuentes. Antes cualquiera de estos síntomas, mi recomendación es pedir cita en la consulta para tratar el caso personalmente, salvo en el caso que se menciona más abajo que requiere asistencia muy urgente.

Dolor de testículos en niños

Dolor testicular en niños y/o tumefacción escrotal

·         Hidrocele

El hidrocele es el acúmulo de líquido entre la membrana peritoneo vaginal que recubre al testículo y el testículo mismo. Este líquido procede de la cavidad peritoneal, desciende por el cordón espermático y se acumula en la bolsa. Está presente al nacer y puede localizarse en uno o en los dos lados. Puede ser:

  • No comunicante (desaparece espontáneamente a lo largo del primer año)
  • Fijo, en cuyo caso es persistente, pero de tamaño variable, más voluminoso al levantarse.

Se reconoce por inspección, por palpación (se palpa una masa no sólida y en medio de ella el testículo) y también por transiluminación (aplicando un foco de luz vemos la masa líquida atravesada por el haz luminoso y en medio la sombra del testículo).

El hidrocele puede afectar también al cordón espermático que estará duro y engrosado a la palpación. En este caso es probable que coexista con una hernia inguinal, por lo que deberemos consultar con el Cirujano Infantil.

Para el tratamiento se recomienda actitud expectante pues se reduce progresivamente hasta desparecer. Si es muy voluminoso y compresivo requerirá intervención quirúrgica.

·         Varicocele

El varicocele es una dilatación del plexo venoso del escroto que se presenta en el 5% de los adolescentes, rara vez por debajo de los 10 años y se localiza preferentemente en el lado izquierdo.

No suele producir síntomas y se diagnostica en los controles de crecimiento y desarrollo. Su diagnóstico precoz es importante pues puede producir infertilidad en el varón.

Se ven dilataciones venosas bajo la piel del escroto y se palpa como un “saco de gusanos”. El testículo afecto puede ser menos voluminoso que el contralateral. Esta diferencia de tamaño puede desaparecer tras el tratamiento. El tratamiento quirúrgico consiste en la ligadura del plexo venoso.

Valoración del síndrome escrotal agudo en niños

Las tres afecciones siguientes se conocen como Escroto Agudo y requieren experiencia y pericia para diferenciarlos entre sí. Entre los tres destaca por su gravedad el primero de ellos.

1.      Torsión aguda del testículo

Es un cuadro de extrema urgencia pues la vitalidad del testículo estará comprometida si se diagnostica transcurridas 6 horas después del inicio del dolor.

Es debido al giro sobre sí mismo del cordón espermático, lo que conlleva el cese de la circulación sanguínea por la vena y por la arteria espermática. Se presenta en niños mayores de 12 años como dolor testicular y tumefacción escrotal.

Si la duración del dolor es inferior a 6 horas puede intentarse la reducción manual rotando el testículo hacia adentro, maniobra que, si es exitosa,  puede conseguir una mejoría espectacular del dolor.    

El tratamiento es quirúrgico muy urgente, incisión y reducción manual de la torsión y fijación al escroto mediante orquidopexia. Si el testículo no es viable se procede a su extirpación.

2.      Torsión Del Apéndice Testicular

Se presenta como dolor y enrojecimiento escrotal en niños de 2 a 11 años. Es debida a la torsión del apéndice testicular que es una formación que se encuentra en el polo superior del testículo.

El dolor suele aparecer gradualmente y se palpará una masa dura y dolorosa en el polo superior del testículo. A veces se ve una mancha azul a través de la piel del escroto. Realizaremos ecografía Doppler para diferenciarlo de la torsión testicular. El proceso tiende a la remisión espontánea y lo trataremos mediante reposo y anti-inflamatorios.

3.      Epididimitis en niños

El epidídimo (ver “Desarrollo del testículo desde el recién nacido hasta la pubertad“) puede infectarse retrógradamente desde la vejiga y la uretra, produciendo un cuadro de dolor e inflamación testicular, en la adolescencia y en varones sexualmente activos. El tratamiento requiere reposo en cama, anti-inflamatorios y antibióticos. Puede ser necesaria la exploración quirúrgica para diferenciarla de la torsión testicular. 

Inflamación testicular niños: orquitis post parotiditis

El testículo se puede inflamar una semana después de haber sufrido las paperas. Rara vez en el niño. Frecuente en los adolescentes y en el adulto. Se presenta de manera brusca, en forma de dolor e inflamación de uno o de los dos testículos, acompañada de fiebre. Puede dejar como secuela atrofia de uno o de los dos testículos, pero sin consecuencias para la fertilidad.

Publicaciones consultadas

Nelson. Tratado de Pediatría. 2000, 16ª edición. Ed.: Mc Graw-Hill-Interamericana de España, S.A.U. Volumen II. Parte XXIII. 1800-4.

Manual de diagnostico y terapéutica en pediatría 4ª edición 2003. Residentes Hospital Infantil La Paz. Edita: Publicación de Libros Médicos, S.L.U.

Dr. Manuel Ruiz-Echarri

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies