Botón mamario o bulto en el pecho de una niña

¿Te preocupa que tu hija tenga un bulto en el pecho? ¿No sabes si es normal, algo pasajero o debes alarmarte? Lo mejor es que acudas a un profesional, y si pides cita conmigo, te atenderé para resolver todas tus dudas.

Soy el pediatra Ruiz-Echarri, y a través de mi consulta en Zaragoza, ayudo a padres con preocupaciones como tú, y que necesitan una respuesta inmediata ante el problema de sus hijos. ¿Hablamos?

¿Qué es un bulto en el pecho de una niña?

La aparición de un bulto en un pecho de una niña causa alarma y es motivo frecuente de consulta. Se presenta como un bulto duro debajo del pezón, ligeramente doloroso,  de muy reciente aparición.

Bulto pecho en una niña

En el examen físico palparemos en la areola, debajo del pezón, una pequeña masa dura, firme, bien delimitada, de tamaño variable, entre el de una lenteja y el de un botón. Ligeramente dolorosa a la palpación, no está adherida a los tejidos que la rodean y no se acompaña de enrojecimiento de la piel ni de otros signos de inflamación.

Puede parecer en uno o en los dos lados y puede estar rodeada de grasa abundante en caso de adipomastia.

En una niña adolescente, ante un bulto de estas características podremos asegurar que se trata de  la glándula mamaria que empieza a desarrollarse y significa el inicio de la pubertad y lo conocemos como “botón mamario” o telarquia.

El resto de la exploración no tiene porque mostrar ningún otro cambio de desarrollo.

 

¿Cuándo es normal que aparezca el botón mamario?

Según los resultados del estudio longitudinal aragonés del crecimiento la edad media de aparición del botón mamario en las niñas 10 años y medio, con límites entre 8 años medio y 12 años y medio.

Suelen reglar dos años después de aparecer el botón mamario y la edad normal de aparición de la primera regla es de 12 años y medio.

Hay niñas que maduran mas tarde y no presentan el botón mamario hasta que tienen 12-13 años. En estas los cambios se sucederán con la misma progresión y tendrán la regla dos años más tarde, hacia los 14-15 años. Si una niña no ha reglado a los 15 a 16 años, habrá que estudiarla como amenorrea primaria.

 Bulto pecho en una niña

¿Y si el bulto aparece antes de los 8 años?

El botón mamario o telarquia puede presentarse aisladamente, sin ningún otro signo de pubertad, antes de los 8 años de edad, como  telarquia precoz aislada (1),  situación que en 10% de los casos evolucionará hacia pubertad precoz, lo que motivará controles periódicos para detectar a tiempo dicha precocidad.

En este caso de telarquia precoz aislada, la ecografía mamaria servirá para diferenciarla de la adipomastia, o acúmulo de grasa mamaria, en casos dudosos y será preceptiva si es solo de un lado y progresiva.

En el caso de una pubertad precoz se desarrollarán ambas mamas, el resto de los caracteres sexuales y se adelantará la maduración ósea. Habrá que estudiar la concentración de las hormonas sexuales en la sangre y la radiografía de la mano hacer el pronóstico de talla adulta.

Ante un caso de pubertad precoz hemos de diferenciar si es central (hipófisis) o periférica (ovarios).

Bulto pecho en una niña

Para saber si es central tenemos que hacer un test de estímulo hipofisario.

En el caso de pubertad precoz central podremos frenar la misma según la edad, el pronóstico de talla adulta y la tolerancia sicológica.

Si el test es positivo iniciaremos el tratamiento con hormona frenadora de la pubertad a nivel hipofisario. Con este tratamiento conseguiremos retardar frenar el desarrollo y la maduración del hueso, aunque también puede observarse frenado de la talla.

Se inyecta una vez al mes y se controlan periódicamente, el crecimiento, el desarrollo sexual y la Rx de la mano. El tratamiento puede administrarse hasta que la niña tiene 12 años de edad ósea.

Es bien tolerado, no produce efectos secundarios importantes y al suprimirlo reaparecerán y progresarán los signos de pubertad y meses después aparecerá la primera regla.

 

¿Hay bultos patológicos en el pecho de una adolescente?

En nuestra experiencia no hemos encontrado ningún caso de bulto sospechoso.

Tampoco hemos hallado referencias bibliográficas sobre tumores malignos de mama en este tramo de edad.

En un estudio hecho en España  (2) , en niñas menores de 14 años con bulto sospechoso en el pecho, estudiadas por punción- biopsia, el diagnóstico más frecuente fue el de fibroadenoma.

En otro estudio hecho en Australia (3)  en niñas con edades entre 14 y 18 años, puede encontrarse un bulto a la palpación de la glándula. En estos casos se practica ecografía. En ningún caso en estas edades se ha diagnosticado tumor maligno y todos han sido fibroadenomas.

 

¿Qué hacer ante el descubrimiento del botón mamario?

Hay que tranquilizar a la familia y explicarle que ese bulto se llama botón mamario y  es el inicio de la pubertad.

No tiene ninguna significación patológica.

Explicaremos los cambios que van a sucederse en los próximos años. Que la glándula va a ir en aumento y que también aparecerá en el otro lado. Que aparecerá el vello púbico y que dará el estirón de crecimiento.

En algunos casos dudosos o si no conseguimos liberar la preocupación, solicitaremos ecografía, que confirmará el diagnostico de tejido glandular normal.

La controlaremos en consulta periódicamente e iremos viendo como esos signos van progresando.

Fuera de las edades límites de presentación que hemos dicho antes estaríamos ante un caso  de telarquia precoz aislada, de pubertad precoz o de pubertad retrasada, que precisarán análisis de sangre, ecografía ginecológica y radiografía de la mano.

 

¿Puede aparecer un bulto en el pecho en el adolescente varón?

Hay adolescentes varones que tienen abultamiento endurecido debajo del  pezón. Se trata también de tejido glandular y se conoce con el nombre de ginecomastia puberal.

Sucede en un 50 a 60% de los varones púberes.

Suele aparecer bien entrada la pubertad, en los estadíos III-IV de Tanner   y en la mayoría de los casos desaparece dos a tres años después de finalizarla.

Es debida a la conversión de testosterona en estrógenos en la piel y tejidos de esa zona y a una mayor sensibilidad individual a los estrógenos.

Puede aparecer en uno o en los dos lados y aumentar su tamaño sin sobrepasar 4 cm de diámetro.

Se diferencia de la adipomastia o acúmulo pectoral de grasa por su mayor consistencia a la palpación.

Los demás caracteres sexuales, cantidad y distribución del vello púbico, tamaño del pene y de los testículos, son apropiados al estadio de desarrollo III-IV de Tanner. El resto de la exploración es normal y no requiere estudios analíticos ni  pruebas de imagen.

Bulto pecho en una niña

No existe tratamiento médico reconocido. Se puede extirpar quirúrgicamente bien pasada la pubertad, cuando exista la seguridad de que no van a reaparecer.

A la aparición de la ginecomastia pueden contribuir agentes exógenos como exposición a drogas, a sustancias anabolizantes o a fármacos.

Además sospecharemos patología cuando aparezca fuera de la pubertad, o aumente de tamaño rápidamente o exista secreción de leche.

Si existen indicios de síndrome de Klinefelter estudiaremos el cariotipo.

Investigaremos la función hepática, renal y endocrina.

En cualquiera de estos casos trataríamos la causa responsable de la ginecomastia.

 

¿Existe la Pubertad en el recién nacido?

En el recién nacido se observa desarrollo transitorio de algunos caracteres sexuales, que coincide con niveles de hormonas sexuales similares a los de la pubertad.

Estos caracteres son aumento de tamaño de las mamas, acné facial y piel grasa y en las niñas sangrado vaginal, en un recién nacido totalmente normal.

Esta situación se presenta ya al nacer y al 3º-4º día de vida el sangrado vaginal.

Antes lo describíamos como hipertrofia fisiológica de mamas y se atribuía al paso de estrógenos maternos a través de la placenta.

Observamos un abultamiento notable de las mamas, hasta de 3 cm, tanto en niñas como en niños, a veces incluso con salida de leche. El tamaño de las mamas puede aumentar pero disminuye hasta desaparecer a lo largo del primer trimestre de vida.

Bulto pecho en una niña

El sangrado vaginal se considera debido a la caída brusca del nivel de estrógenos como consecuencia del pinzado del cordón umbilical.

El acné facial se denominaba milium del recién nacido y “engordaderas”.

A día de hoy, se acepta que el eje hipotálamo- hipófisis- gonadas sufre dos activaciones antes de la pubertad. Una primera activación durante la gestación. La segunda se produce a la semana de vida y dura hasta el sexto mes lo que origina activación de las gonadas, que se hace ostensible en el varón por aumento de taño del pene y del testículo y en las niñas produce aumento de tamaño de los folículos ováricos.  Posteriormente los niveles hormonales se normalizan hasta la pubertad.  No se conoce la significación biológica de la mini pubertad ni las consecuencias a largo plazo de la misma, puede que juegue un papel importante en el futuro desarrollo de una pubertad normal (5).

 

Dr. Manuel Ruiz-Echarri

Bibliografía

  • https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/16_pubertad_precoz.pdf
  • https://www.analesdepediatria.org/es-patologa-mama-nios-adolescentes-articulo-13108954
  • https://www.thebreastonline.com/article/S0960-9776(01)90292-9/pdf
  • https://www.adolescenciasema.org/wp-content/uploads/2015/06/actitud_a_seguir_ante_una_ginecomastia_puberal.pdf
  • https://www.endocrinologiapediatrica.org/revistas/P1-E12/P1-E12-S510-A282.pdf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies