Aumento de vello en niños y en adolescentes

El aumento de vello en los niños y en los adolescentes está relacionado con el hiperandrogenismo o exceso de testosterona, o con una mayor sensibilidad de sus receptores en los tejidos.

La testosterona se produce en las glándulas suprarrenales en ambos sexos y en los testículos. El aumento de vello puede presentarse en la infancia y en la adolescencia y es más frecuente en el sexo femenino.

Aumento de vello en niños y adolescentes

Se trata de cuadros clínicos bien definidos, que pueden ser de origen:

  • Constitucional y familiar
  • Endocrinológico, como en el caso
  • De la hiperplasia suprarrenal congénita de aparición tardía y
  • del síndrome del ovario poliquístico

Y también en otras alteraciones hormonales como el síndrome de Cushing y el hipotiroidismo. Si tienes cualquier duda sobre un aumento de vello en tu hijo, pide cita en la consulta del pediatra Ruiz-Echarri y resolveremos tus inquietudes.

Adrenarquia prematura: vello en niños

Es la aparición de vello en región genital en forma de elementos largos y aislados más abajo del pubis, entre los 6 y los 8 años. Suele acompañarse de sudoración, olor corporal fuerte, incluso de un pequeño estirón del crecimiento, por lo que algunos lo consideran como una mini-pubertad.  Se considera un fenómeno fisiológico, debido al aumento de la testosterona de origen suprarrenal, pero en algunos casos puede continuarse con una pubarquia precoz.

Pubarquia precoz: consecuencias

Del mismo significado que la adrenarquia, pero de aparición algo más tardía y de presentación algo diferente.

Se considera pubarquia precoz la aparición de vello en el pubis, antes de los 9 años en los niños y de 8 años en las niñas, acompañada de olor corporal fuerte y vello axilar pero no de otros signos de pubertad (1).

Conviene recordar que la aparición de vello en el pubis puede ser el primer signo de la pubertad. La pubarquia precoz es el cuadro de hiperandrogenismo más frecuente en la infancia (1).

Aumento de vello en niños y adolescentes

Diagnóstico y tratamiento de la pubarquia precoz

Si detectamos vello púbico antes de su edad normal de aparición, debemos diferenciarla de la pubertad adelantada y de la hiperplasia suprarrenal congénita de aparición tardía. La persistencia de la sudoración y del acné, la aparición de otros signos de virilización, tales como, aumento del vello e hipertrofia del clítoris aumentarán la sospechosa de hiperplasia suprarrenal congénita de aparición tardía.

Analizaremos las hormonas en la sangre, valoraremos la edad ósea y la ecografía de ovarios y de suprarrenales. Si la hormona suprarrenal 17OHP estuviera por encima del nivel de corte, sería necesario realizar un test dinámico con ACTH. Si este test fuera positivo, sería indicativo de hiperplasia suprarrenal congénita de aparición tardía.

Esta situación de pubarquía precoz es mucho más frecuente en la mujer que en el varón y puede ser el antecedente de una pubertad adelantada y también puede evolucionar hacia el síndrome del ovario poliquístico.

La evolución de la adrenarquia o de la pubarquía precoz hacia una pubertad adelantada y rápida, la reconoceremos por: aparición de otros signos de desarrollo sexual, aumento de la velocidad de crecimiento y progresión de la maduración ósea, con repercusión sobre el pronóstico de la talla adulta. Esta situación requerirá estudio dinámico de las hormonas sexuales de la hipófisis previo al tratamiento frenador de la pubertad.

Pubarquia precoz en niñas

La pubarquía precoz en niñas con antecedente de pequeñas para la edad estacional, con recuperación rápida del peso durante los 6 primeros meses de vida, predispone a desarrollar hiperinsulinismo, incluso en ausencia de obesidad, colesterol alto, hipertensión arterial y como consecuencia mayor riesgo cardiovascular, así como hacia al síndrome del ovario poliquístico.

Aumento de vello en niños y adolescentes

Pubarquia precoz en varones

En el caso de la aparición de pubarquía precoz en el varón con otros signos de masculinización que progresan rápidamente, es preceptivo descartar un tumor virilizante en los testículos o en las suprarrenales.

La pubarquía precoz precisa de un seguimiento cuidadoso para detectar cualquiera de las situaciones mencionadas. Recientemente María Luisa Sancho Rodríguez et al. han publicado un estudio con resultados de la evolución natural de la pubarquía precoz hacia alguno de los síndromes comentados (2).

Hipertricosis en adolescentes

Es el aumento de vello en zonas habituales en la mujer como antebrazos y piernas. Es constitucional y familiar y no tiene significación patológica, pues no es debido a un aumento de andrógenos. El tratamiento es cosmético (1).

¿Qué es el hirsutismo y cuáles son sus causas?

Es la aparición de vello en la mujer en zonas andróginas como labio superior, cara, mentón y areolas. El hirsutismo se gradúa según la escala de Ferriman y Gallway.  La puntuación obtenida con esta escala tiene una elevada significación diagnóstica.

La causa más frecuente de hirsutismo en adolescentes es el síndrome del ovario poliquístico por hiperandrogenismo, que cursa con hirsutismo, alteraciones menstruales dos años después de la primera regla, con cifras hormonales alteradas en la analítica de sangre e imágenes ecográficas típicas. Una actualización de consenso sobre este síndrome ha sido publicada recientemente por Ibañez L et al. (3)

Aumento de vello en niños y adolescentes

El síndrome del ovario poliquístico

Este síndrome puede acompañarse de resistencia periférica a la insulina, con cifras elevadas de insulina en sangre, aún en ausencia de obesidad, y progresión a diabetes 2. Concomitantemente se detectan concentraciones elevadas de colesterol, aumento de la pcr e hipertensión arterial, en definitiva, el síndrome metabólico del adulto, con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Resultados del estudio Bogalusa (4) concluyen que algunos factores de riesgo cardiovascular, presentes durante el embarazo y durante la infancia, se relacionan con menor grado de fertilidad en la edad adulta.

Tratamiento del hirsutismo

El tratamiento del hirsutismo en la adolescente requiere especial cuidado, con seguimiento clínico y analítico e incluye vida saludable, cosmética y medicamentos anovulatorios antidiabéticos orales y antiandrógenos, pues así se previene la resistencia a la insulina y se hacen revertir los síntomas y signos del síndrome del ovario poliquístico.

Díaz M et al (5) han publicado novedosos resultados del síndrome del ovario poliquístico de la adolescente con espironolactona y metformina.

Fdo.: Dr. Manuel Ruiz-Echarri

 

Bibliografía

  1. L Ibáñez, MV Marcos. Hiperandrogenismo. Protón diagn ter pediatr. 2011;1:76-86 https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/07_hiperandrogenismo.pdf
  2. Evolución natural de la pubarquia precoz y posibles patologías asociadas María Luisa Sancho Rodríguez et al. http://www.analesdepediatria.org/es-evolucion-natural-pubarquia-precoz-posibles-articulo-S1695403317304629
  3. An International Consortium Update: Pathophysiology, Diagnosis, and Treatment of Polycystic Ovarian Syndrome in Adolescence. Ibáñez L, Oberfield SE, Witchel S, Auchus RJ, Chang RJ, Codner E, et al. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29156452
  4. Childhood cardiovascular health and subfertility: the Bogalusa Heart Study. Wang Y1, Xiong X1, Bazzano L1, Harville EW2.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29899387
  5. Low-Dose Spironolactone-Pioglitazone-Metformin Normalizes Circulating Fetuin-A Concentrations in AdolescentGirls with Polycystic Ovary Syndrome. Díaz M, Gallego-Escuredo JM, López-Bermejo A, de Zegher F, Villarroya F, Ibáñez L. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30123261

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies