Antibióticos, ¿dar o no dar?

¿Qué es un antibiótico y cómo funciona?

Antibiótico es una sustancia que impide la supervivencia de bacterias en su entorno, bien por destrucción (bactericidas), bien por inhibición de su desarrollo (bacteriostáticos).

Por lo tanto, podemos decir que es una sustancia que sirve para luchar contra las enfermedades infecciosas producidas por bacterias. El antibiótico no es eficaz contra los virus.

Muchos antibióticos como la penicilina y las cefalosporinas son producidos por hongos microscópicos.

Antibióticos, dar o no dar

El grupo de antibióticos B lactámicos (penicilina y cefalosporinas) se caracteriza por tener el anillo betalactámico en su estructura química, que es el responsable de la destrucción de la cápsula bacteriana.

La capsula o membrana que envuelve a la bacteria es una estructura esencial para su supervivencia, que además le dota de poder antigénico.

Además en ella se forman la B-lactamasa, que fabrica la bacteria para hacerse resistente a este grupo de antibióticos.

El antibiótico se suministra por boca o inyectado, se filtraal torrente sanguíneo, se distribuye por todo el organismo y llega al foco de la infección.

Para que el antibiótico sea eficaz y para evitar la aparición de resistencias, debe mantener su concentración inhibitoria mínima en sangre,  que asegure la destrucción del germen.

Para conseguirla es necesario mantener la posología durante los días indicados sin retirarlo antes de tiempo.

 

¿Cuáles son los antibióticos más comunes? Otros antibióticos

El primer antibiótico utilizado en humanos fue la penicilina. Su descubrimiento se debe al doctor Alexander Fleming en 1928, quien observó que, en una de las placas de cultivo para bacterias con las que trabajaba, había crecido el hongo Penicilium Notatum sin desarrollo de bacteria alguna a su alrededor, lo que se atribuyó a una sustancia segregada por el hongo a la que se denominó penicilina.

En los años 40 se desarrolló industrialmente de la penicilina y más tarde aparecieron distintos tipos de la misma.

Antibióticos, dar o no dar

Hoy en día disponemos de una amplia gama de penicilinas.

  • Penicilina G (inyectada), penicilina G procaína, penicilina G benzatina ( retardada),
  • Penicilina V u oral;
  • Penicilinas antiestafilocócicas (cloxacilina y meticilina).
  • Penicilinas semisintéticas (amoxicilina),
  • Penicilinas de amplio espectro (ampicilina), y penicilinas antiseudomonas (carbenicilina).
  • Amoxicilina asociada a ácido clavulánico, que inhibe las B lactamasas e impide la aparición de resistencias a los betalactámicos.

Las cefalosporinas.

La primera cefalosporina fue aislada por el científico italiano Giuseppe Brotzu en 1948, de cepas del hongo Cephalosporium acremoniu,  procedentes de muestras tomadas de una alcantarilla en Cerdeña.

Bioquímicamente pertenecen al grupo de la B lactámicos y su mecanismo de acción es el mismo que el de la penicilina. Son derivados de amplio espectro de la penicilina. Las cefalosporinas de 2º y de 3º generación son eficaces frente a las bacterias gram positivas y frente a la gram negativas, más que la penicilina.

Otros antibióticos

  • Los aminoglicósidos (gentamicina, tobramicina). Son útiles para el tratamiento de infecciones severas por gérmenes gram negativos.
  • Los macrólidos (eritromicina, claritromicina, azitromicina), son bacteriostáticos
  • Sulfamidas: trimetropin sulfametoxazol
  • Tuberculostáticos (rifampicina, etambutol)

 Antibióticos, dar o no dar

¿Cuáles son las enfermedades que se tratan con antibióticos?

Los antibióticos son efectivos frente a las bacterias, no frente a los virus. Debido a la higiene, a la vacunación y al tratamiento antibiótico, las enfermedades infecciosas clásicas son menos frecuentes ahora que hace décadas. He aquí algunas que todavía seguimos asistiendo en la práctica diaria:

La otitis media, la sinusitis bacteriana, la neumonía por neumococo, la neumonía por mycoplasma, la amigdalitis estreptocócica, la escarlatina, la tosferina, , la infección urinaria,

Otras son menos frecuentes (casos aislados): la meningitis bacteriana, la primoinfección tuberculosa, la fiebre reumática, la sífilis congénita, el tétanos, y la difteria.

 

La tinción de Gram

La tinción de Gram sirve para dividir las bacterias en gram positivas y gram negativas.

En presencia del colorante, las gram positivas se tiñen de violeta y las gram negativas se tiñen de rojo o de rosa. Esta diferencia de coloración se debe a importantes diferencias  en la estructura de la membrana celular.

Este es un procedimiento útil como medio de diagnóstico rápido, ante una infección de entidad, que permite iniciar el tratamiento antibiótico antes de tener identificado el germen.

Ejemplo de bacterias gram positivas son estafilococo, estreptococo, clostridium, bacilus antracis y lysteria monocitogenes.

Ejemplo de bacterias gram negativas son e. coli, haemophilus influenzae, neisseria meningitidis, salmonella tiphy, seudomona aeruginosa y klebsiela.

Las bacterias gram negativas originan enfermedades más graves y requieren  antibióticos diferentes a la penicilina convencional (ampicilina, carbenicilina, cefalosporinas, aminoglicósidos…).

 

El antibiograma, ¿qué es, para qué sirve?

El antibiograma sirve para identificar un germen en una placa de cultivo y para ver que antibiótico impide su crecimiento.

Consiste en poner diferentes pastillas de antibiótico en la  placa de cultivo, sembrar la muestra del paciente (moco, sangre, orina) en la misma placa y ver alrededor de que pastillas de antibióticos hay crecimiento de bacterias (resistente)  y alrededor de que pastillas de antibiótico no lo hay (sensible).

Antibióticos, dar o no dar

Fiebre sin foco aparente.

De 10 a 20 % de las consultas en pediatría son por fiebre. En un buen número de casos, después de una minuciosa exploración, no encontramos signos de foco infeccioso, lo que conocemos como fiebre sin foco aparente.

En esta situación hay riesgo de bacteriemia oculta, mayor por debajo de los tres años de edad, por lo que está indicado el tratamiento antibiótico, con amoxicilina o con cefalosporina, a ser posible después de la recogida de una muestra de orina y de extracción de sangre.

Cuanto más pequeño sea el niño, mas tendremos que estrechar la observación y si es durante los tres primeros meses de vida, más todavía, durante el primero, considerar hacer punción lumbar.

Si el niño es mayor y su estado general es bueno no es necesario el antibiótico de entrada, realizaremos estreptotest y test de gripe A y controlaremos ambulatoriamente.

 

Errores frecuentes en la toma de antibióticos

Para que sea efectivo se aconseja:

  • Cumplir dar la dosis pautada durante el tiempo prescrito por el médico
  • Evitar automedicación
  • Tomarlo preferentemente antes de las comidas.


Efectos secundarios de los antibióticos en niños

  • Alergia a la penicilina y a las cefalosporinas
  • Destrucción de la flora intestinal


Exceso de antibióticos consecuencias

La toma indiscriminada de antibióticos contribuye a la creación de resistencias, a la diseminación de cepas resistentes, a la inutilidad de los antibióticos y a la aparición de las “superbacterias” como el estafilococo A meticilina resistente.

 

Dr. Manuel Ruiz-Echarri

 

Publicaciones consultadas

https://www.elsevier.es/es-revista-enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28-articulo-antibioticos-betalactamicos-S0213005X08000323

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/fiebresinfoco.pdf

Author Dr Matt McCarthy Is Raising the Alarm on Superbugs https://www.medscape.com/viewarticle/914360#vp_3

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies